Conexión Remota

Primero fue la Desprogramación Biológica, empecé a estudiarla tras sanar la fibromialgia que padecía desde los 3 años. Ya antes de terminar el curso, descubría códigos y programas, que más tarde eran incluídos en la parte teórica de la escuela lazos al mundo de Desprogramación Biológica de Oscar Hurtado. Fui una loca de la Desprogramación, durante años, investigando, experimentando, trabajando, descubriendo y atando todo tipo de cabos.

Llegó un punto en el que sentí que faltaba algo, que tenía que haber algo mas, y ahí llegó la hipnosis, ciertamente, volvió a ocurrir, me convertí en una loca de la hipnosis, y uniendo ambas los resultados eran espectaculares, es decir, con Biodesprogramación sanamos todo lo que ha enfermado al cuerpo y la mente pero desde este plano físico, todas las memorias, conflictos y vivencias provenientes de ancestros (familia) época prenatal y línea de vida, es decir que el cuerpo era enfermado por las consecuencias de las vivencias, sea de la persona, sea de los antepasados de la persona que le transmitían sus memorias.

Hasta ahí todo bien, y además con la ayuda del inconsciente, lográbamos identificar todas y cada una de las memorias que afectaban a una enfermedad o problema y resolver con mas eficacia. Pero poco a poco, tal y cómo me iba especializando también en esto, se volvió a abrir otro mundo, todas las enfermedades que estaban en el inconsciente, pero no en el físico. Y así es cómo descubrí que tenemos muchos cuerpos en otros planos, y que cada cuerpo tiene su propia manera de enfermar, y que tarde o temprano, también suele llegar al físico.

Ahí nació el método Origen, cuyas formaciones están disponibles en esta web, en la pestaña de Formaciones. Durante años todo el estudio y práctica fue dedicada a especializarme también en esto, también entendí, que algunas enfermedades son generadas, simplemente, por la envidia, los celos y todo tipo de maldad consciente o inconsciente, que entre las personas y familias se genera, esto es una energía que cobra vida y entra en los otros cuerpos no físicos de la persona que los envía sin saberlo, que se arruinen, que le vaya mal en el amor, que se quede sola, que pierda su belleza, etc… hasta que por último, una vez que las etapas anteriores nuevamente, se habían convertido en algo fácil para mí, se ha revelado otra mucho más importante según mi criterio, el espíritu.

De cada vida que se vive en este plano, en la tierra, al fallecer, queda un espíritu, y en unos años, se vuelve a nacer, pero el espíritu no desaparece, queda conectado al siguiente cuerpo. Entonces, algunas enfermedades, cómo la del niño de 7 años que tenía una fisura craneal y cuyo espíritu estaba en un purgatorio y le habían abierto el cráneo de tanto golpearle.

Tras ayudar y sanar a su espíritu,, en 20 días se cerró la fisura del niño. Aquí se revela otro origen de las enfermedades. Cabe entender que llevamos varias vidas, de 4 hasta …. y que de cada vida, ha quedado un espíritu.

Normalmente, éstos suelen estar muy comprometidos, debido a su inocencia, por un lado, y a las trampas de los seres que habitan en otros planos, que inventan lo imposible para, a través de contratos, ligar una vida tras otra al sufrimiento, tanto el del plano físico , cómo del espíritu. Con la diferencia de que el espíritu nunca muere, entonces el sufrimiento puede ser eterno. En ocasiones, el espíritu no tiene nada que ver con la enfermedad de la persona, pero cómo desde el otro lado es posible conectar con el motivo o los motivos del porqué ocurren, con pedirles que les sanen la enfermedad, suele ser suficiente.

De manera que de pasar a hacer tratamientos largos de dos o tres meses con dos horas semanales, hipnosis, análisis, desprogramaciones etc… he logrado reducirlo a la sesión de conexión remota. 

Tras las sanaciones las vidas cambian espectacularmente, desde el mes siguiente hasta un año y medio, las mejoras se manifiestan sin cesar.

Grabaciones de diversos trabajos de Sesión Remota

Para contrataciones y citas informativas

Mayor Información